dr fabian

dr fabian

sábado, 4 de julio de 2015

Google analógico.

Pasó hace un par de días.
Vienen a la consulta una paciente, llamémosla Julieta, con su mamá. A Juli la conozco desde recién nacida y tiene hoy casi diez años. Consultan para control, estando sana.
La mamá anima a Juli a que  haga la pregunta que habían quedado en hacerme:
-¿Qué significa la palabra sexualidad?- y en seguida completa- ¿ y sexo?
La mamá me sonríe, como uno sonreiría al bañero que te está por tirar el chaleco salvavidas.
Me tiento con empezar a contestar, y de hecho empiezo, tratando de adecuar la respuesta a la edad y de bajar una determinada linea ideológica, hasta que, más lógicamente y ayudado por la madre, trato de darle un contexto más claro a la pregunta .
-¿Por qué lo preguntás?
Mientras la mamá me empieza a contar, Juli saca de su mochila un diccionario. Enseguida es la niña la que toma la posta de la explicación.
Resulta que en el grado, tuvieron que llevar diccionarios para alguna actividad docente, supongo que de Lengua. Pero, como los chicos saben ir más allá, en un rato libre que tuvieron, se pusieron a jugar con los diccionarios, o sea que con las palabras.
Buscaban palabras y leían su significado. Primero las elegían al azar hasta que llegó  la primera que llamó su atención o su interés : uno leyó la palabra "Virgen", y supongo que esperaba en un principio encontrar una definición religiosa. Pero no: virgen era,  la "persona que no tuvo relaciones sexuales", pero además era "lo que no había tenido uso". Eso, aparte del tema religioso. Y apenas más abajo: "Virginidad", y ahí ya no habían objetos sin uso ni acepciones aburridas. Y una cosa trajo la otra, y una palabra trajo las demás y los chicos, además de divertirse con la sensación de asomarse a lo prohibido, aprendían. Y leían, y habilitaban temas de conversación. Y les aparecían preguntas.
Más tarde algunos siguieron con el tema por Watsap. Algunos padres espiaron los mensajes y se escandalizaron. Otros, fueron sorprendidos como la mamá de Juli con preguntas que habilitaron charlar de estos temas de la manera más sana. De paso, aprovechamos a charlar  con el pediatra sobre género,  sobre sexo, y sobre cuidar el cuerpo y quererlo.
Un grupete de pibes con tiempo libre y cada uno con un diccionario a mano.
O, si quieren, chicos  googleando libremente con el diccionario.
 Genios.



1 comentario:

  1. Que desmedida es la curiosidad del niño , pre-adolecente...?
    Que bueno que Juli, pudo saciar sus dudas con su mamá y que bien habla de usted, Doc que una NIÑA de 10 años, tenga la confianza de charlarlo con su medico pediatra!!! Gracias, por cuidar de nuestros hijos. Mis Cariños de Siempre!!!

    ResponderEliminar